Derechos de participación de las mujeres refugiadas y exiliadas en el proceso de justicia transicional en Colombia

Este informe contiene un análisis jurídico que parte de las graves violaciones de Derechos Humanos perpetradas en contra de las mujeres refugiadas y exiliadas, en el marco del conflicto armado en Colombia y que suponen la vulneración de disposiciones internacionales de ius cogens.

Recorre, en primer lugar, los principios y las normas, universales y regionales, del Derecho internacional de los Derechos Humanos y del Derecho Internacional Humanitario a los que está sujeto el Derecho colombiano. Asimismo, profundiza en la necesaria aplicación de dos enfoques en el proceso de justicia transicional: el enfoque de género y el de grupo social específico. Aborda, de forma general, el derecho de las víctimas a ser escuchadas, la participación de las mujeres y la inclusión de las personas refugiadas y exiliadas en los procesos de justicia transicional. Y de manera específica, la importancia y pertinencia de la participación de las mujeres refugiadas y exiliadas en el proceso de justicia transicional en Colombia. En paralelo se reflejarán las obligaciones internacionales erga omnes y los compromisos adquiridos por el Estado colombiano respecto a las garantías de participación de sus conciudadanas en todas las fases de dicho proceso, así como en la eliminación de los obstáculos que pudieran impedirla o dificultarla.

Se incluye un Anexo relativo a la relación entre la participación de las mujeres refugiadas en los procesos de justicia transicional y la continuidad o cesación de su estatuto de protección internacional.

Portada

Conferencia internacional “La memoria de las mujeres: hacia la paz en Colombia”

mujeres_contra_impunidad_2015_th
Las mujeres de Colombia están exigiendo que se cumplan los derechos a la verdad, la justicia y la reparación contra la impunidad. Ellas son la memoria viva del conflicto: su presencia y participación en todos los espacios sociales, dentro y fuera del país, son componentes esenciales de un proceso que desdibujaría y mutilaría la historia, si no las integrase como socias plenas del nuevo contrato social que se está gestando.

Hace más de seis décadas que la población colombiana vive un conflicto armado, cuyo saldo actual es de seis millones de víctimas. El combate a diversos grupos guerrilleros por parte de las fuerzas de seguridad –que han actuado solas o en connivencia con los paramilitares– ha marcado, con innumerables violencias, la vida de las mujeres: feminicidios, tortura y violencia sexual, desplazamiento forzado, expolio y persecución política son solo algunas de las graves violaciones de los derechos humanos que se extienden por todo el país. Crímenes que por su gravedad comprometen a la comunidad internacional en su conjunto y no solo al Estado colombiano o a las víctimas específicas.

Las mujeres permanecen en la línea de fuego de todos los actores armados. Son amenazadas, agredidas y asesinadas para demostrar la capacidad letal de los combatientes, para sembrar el terror en las comunidades y así obligarlas a abandonar su territorio, y para establecer control sobre la reproducción biológica y material del grupo. Asimismo, es frecuente la explotación de mujeres y niñas destinadas a condiciones de esclavitud sexual y laboral. En especial situación de exclusión social se encuentran las mujeres indígenas, afrodescendientes y campesinas, así como las activistas y defensoras de los derechos humanos.

Intervienen:

María Emma Wills: Asesora del Centro Nacional de Memoria Histórica (CNMH), estudiosa e investigadora del conflicto armado en Colombia y experta en el abordaje de la violencia por motivos de género. Es, además, politóloga y doctora en Filosofía. Coordinó varias investigaciones y la publicación de cuatro libros sobre mujeres y violencia sexual en el conflicto armado colombiano, entre ellos, Mujeres que hacen historia: tierra, cuerpo y política en el caribe colombiano.

Leonora Castaño: Líder campesina colombiana. Representante del Comité de Mujeres Refugiadas y Migradas de España. Fundadora y presidenta de la Asociación Nacional de Mujeres Campesinas, Negras e Indígenas de Colombia (ANMUCIC), hasta su exilio hacia el Estado español en 2003. ANMUCIC es una organización de Derechos Humanos integrada por más de cien mil mujeres; su labor se ha centrado en la modificación de leyes agrarias y en el reconocimiento de los derechos de las campesinas a la titularidad de la tierra.

María Eugenia Cruz: Desplazada interna por el conflicto armado en Colombia. Desde 2004 lidera la Corporación Mujer, Sigue Mis Pasos, que ha promovido leyes y procesos sociales para la denuncia de la violencia sexual contra las mujeres. Es una de las personas elegidas para participar en las negociaciones de paz entre el Gobierno y la guerrilla, en La Habana, representando a las víctimas de violencia sexual.

Modera: Mercedes Hernández, directora de la Asociación de Mujeres de Guatemala AMG.

  • Fecha: lunes 18 de mayo, de 19:00 a 21:00 h.
  • Lugar: La Casa Encendida. Auditorio. Ronda de Valencia, 2, 28012. Madrid.
  • Precio: Gratuito. Entrada libre hasta completar aforo.

Coordina: Asociación de Mujeres de Guatemala AMG



Archives by Month:


Archives by Subject:


Archives by Year:

  • 2017
  • 2016
  • 2015
  • 2014

  • Utilizamos cookies para garantizar que tenga la mejor experiencia en nuestro sitio web.
    Ver aviso legal e información sobre cookies