septiembre
29

shutterstock-81957244-622058475901

El paisaje social, político, económico, simbólico y cultural contemporáneo ha sido afectado y reescrito por dos realidades globales: la pandemia del Covid-19 y el capitalismo. Ambas se retroalimentan, cebándose con la población más desfavorecida y considerada, desde una perspectiva occidental, prescindible o amortizada.

Las posibilidades del cuerpo -concebido la mayor parte de las veces como única posesión y destinado a la utilidad y al rendimiento- modula la creación y definición de subjetividades socialmente valoradas en el capitalismo tardío. Mientras, la trayectoria vital como experiencia, como conocimiento y no (sólo) como una herramienta más para la producción, se devalúa y desecha.

Participa:

Elena Poniatowska Amor (México, 1932) fue la primera mujer en recibir el Premio Nacional de Periodismo. Entre sus obras se encuentra La Noche de Tlatelolco, un clásico desde su publicación al que se le otorgó el Premio Xavier Villaurrutia y que la escritora rechazó preguntando quién iba a premiar a los muertos.

Ha escrito novelas como Hasta no verte Jesús mío, donde narra la vida de una soldadera mexicana o El tren pasa primero, una obra que aborda la vida de los ferrocarrileros mexicanos y por el que obtuvo el Premio Internacional de Novela Rómulo Gallegos (2007).

Además, es autora de Leonora, Premio Biblioteca Breve Seix Barral (2011); La flor de lis; De noche vienes; Tlapalería; Paseo de la Reforma; Querido Diego, te abraza Quiela; Tinísima, ganadora del Premio Mazatlán (1992); o La piel del cielo, ganadora del Premio Alfaguara de novela 2001.

Gaby Brimmer y Las mil y una, la historia de Paulina son dos obras traducidas a más de 20 idiomas que abordan problemas sociales.

También trabaja otros géneros literarios. El Universo o nada (2013) es la biografía del astrofísico Guillermo Haro, Rondas de la niña mala es su primer libro de poesía y también ha escrito cinco libros de cuentos para niños.

Poniatowska Amor ha recibido doctorados Honoris Causa de la UNAM, de la UAM, de la Universidad de Puebla, de Sonora, del Estado de México, de Guerrero, Chiapas y Puerto Rico. Asimismo, recibió iguales honores en el New School of Social Research de Nueva York, Manhattanville College y en la Florida Atlantic University, en los Estados Unidos, así como en París 8, La Sorbona y en Pau-Pyrénées. También ha recibido el premio Mary Moors Cabot de periodismo en la Universidad de Columbia, Nueva York (2004), el de la Universidad Complutense, Madrid (2015), la Legión de Honor Francesa a título de oficial, el premio Gabriela Mistral de Chile y en 2006 el Courage Award de la International Women’s Media Foundation. Además, es Premio de Literatura en Lengua Castellana Miguel de Cervantes 2013.

Modera: Adilia de las Mercedes, directora de la Asociación de Mujeres de Guatemala AMG.

Fecha: Miércoles, 07 de octubre de 2020, 19.00 – 20.30h

Precio: Gratuito

Actividad online

Síguelo a través del canal de YouTube de La Casa Encendida.

Esta conferencia pertenece al ciclo “Mujeres contra la impunidad”.

Publicado por Comunicación AMG. | Categorias: Conferencias, General

junio
22

 

JOAT

Con el estado de alarma en vigor, la Administración española reinició las denegaciones de asilo a través de un procedimiento ‘exprés’ que no respeta la legalidad vigente, genera indefensión y tiene como consecuencia principal para las personas solicitantes la expulsión del sistema de prestaciones y la pérdida del permiso de trabajo que les permitiría la subsistencia ante las condiciones de mayor vulnerabilidad a causa de la pandemia de la Covid 19.

Esta exclusión automática del programa de prestaciones no tiene base legal. Es contraria a la Ley de Asilo que establece como condición sine qua non la notificación de la denegación de la solicitud de protección internacional para retirar el beneficio de las condiciones materiales de acogida1lo que no sucedió en estos casos. Además, es contraria a la Directiva Europea 2013/33 2, que exige que la retirada del beneficio se haga de manera motivada y sobre todo proporcionada3.

Ante el colapso del sistema debido a la insuficiencia de recursos disponibles, desde hace un par de años a esta parte, la Administración, en vez de notificar por los medios que recoge la Ley, se vale de las entidades colaboradoras que gestionan las prestaciones de acogida para que, por vía telefónica, informen a las y los solicitantes de una cita en la que se les comunicará la resolución denegatoria. Un mecanismo que no se acoge a la norma y que no se repite en ninguna otra administración al no reunir las garantías mínimas de todo procedimiento.

Si la persona solicitante no acude a la cita, incluso por no haber sido localizada telefónicamente, queda excluida automáticamente del programa de prestaciones (si estuviera incluida en él), en un contexto en el que, es necesario recordar, las personas solicitantes de asilo fueron excluidas también del llamado Ingreso Mínimo Vital, que pretende paliar la crisis económica derivada de la pandemia.

Cuidadoras desprotegidas en plena pandemia

María 4, refugiada centroamericana con tres menores a su cargo, ha estado en primera línea de cuidados en una residencia de mayores durante todo el estado de alarma: “He dejado gran parte de mi salud física y mental cuidando de las personas españolas más vulnerables durante toda la pandemia. También dejé solos a mis hijos adolescentes para unirme a la lucha en un momento donde las cuidadoras enfermaban una tras otra y también contagiaban a sus familias, pero el Gobierno no esperó ni a que terminara el estado de alarma para decirme que ya no soy necesaria y nos manda a mis hijos y a mí de vuelta al peligro de nuestro país”.

A María le fue comunicada la resolución de denegación de esta forma ‘exprés’. No solo pierde el permiso para trabajar sino para permanecer de forma regular España. Esta irregularidad sobrevenida también le impide acceder al Ingreso Mínimo Vital recién aprobado por el Gobierno.

¿De qué huyen las mujeres en Latinoamérica?

Latinoamérica es una de las zonas más violentas del mundo. Y de las más letales para nacer y ser mujerSegún la Organización de Estados Americanos (OEA), 3.750 feminicidios fueron perpetrados en la región solo en 2019. Mientras los países con las mayores tasas de asesinatos de mujeres continúan concentrándose en Centroamérica, especialmente el militarmente llamado “Triángulo Norte”, compuesto por Guatemala, Honduras y El Salvador.

En los países latinoamericanos, y principalmente en Centroamérica, las mujeres son víctimas de la violencia que deja todos los años “cifras de guerra” respecto de los crímenes generalizados y también lo son de las violencias específicas por el hecho de ser mujeres: feminicidios, violencia sexual, esclavitud sexual, esterilización forzada, embarazo forzado, mutilación genital, matrimonio forzado o precoz, planificación familiar forzada y trata con fines de explotación, entre otras. Siempre en contextos de casi absoluta impunidad.

Especiales riesgos corren la víctimas de extorsión y otros delitos graves perpetrados por las maras y pandillas, así como las defensoras de Derechos Humanos y del territorio, quienes no solo se enfrentan a la persecución política de sus Estados sino a la estigmatización y violencia promovida por las multinacionales que operan en sus territorios.

Según el ACNUR, las niñas, niños y mujeres son más del 70 % de las personas refugiadas del mundo.

Desprotección en el Estado español y COVID en los países de origen 

Según el Ministerio del Interior, entre el 1 de enero y el 31 de mayo de 2020, se denegaron 24.808 solicitudes de protección internacional. Es decir, se concedieron solo el 3,48 % de las peticiones, mientras la media de concesiones anuales en Europa supera el 30 %. A pesar de estas cifras, en los últimos años y ante las dificultades de poder llegar a EEUU, España se ha convertido en la opción de muchas mujeres latinoamericanas que huyen. Sin embargo, la tendencia se mantiene con un porcentaje de denegaciones superior al 95 %.

Actualmente América Latina es el epicentro de la pandemia al superar a Europa y EEUU en número de contagios y de muertes diarias en relación con el número de habitantes: 1,2 millones de casos y más de 60.000 personas fallecidas. La OMS cree que todavía no se ha alcanzado la expansión máxima del virus en la región y, sin embargo, los sistemas hospitalarios, especialmente en Centroamérica, en su mayoría, ya han colapsado.

Esta realidad, que ha paralizado España y el mundo, no es tenida en cuenta por la Administración española que, aún denegando la solicitud de protección internacionalpodría cumplir con lo establecido en el artículo 46.3 Ley de Asilo, que posibilita la residencia por razones humanitarias, tal como se está haciendo desde hace poco más de un año con las personas venezolanas a raíz de la crisis sociopolítica en su país. Sin embargo, el Gobierno de España ha evitado siquiera valorar esta opción, condenando a las personas refugiadas a la irregularidad y a la expulsión hacia países con altísimos riesgos de mortalidad.

1Art. 33.1.c) Ley 12/2009, de 20 de octubre, del derecho de asilo y de la protección subsidiaria.

2 Directiva 2013/33/UE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 26 de junio de 2013, por la que se aprueban normas para la acogida de los solicitantes de protección internacional (texto refundido).

3Art. 20.5 Directiva 2013/33.

4 María no ha querido ser identificada porque teme que la denuncia de su situación pueda afectar al recurso de su caso.

Publicado por Comunicación AMG. | Categorias: General

junio
15

Foto Cosma

La vida es una sucesión de pérdidas que nos recuerdan de forma constante la provisionalidad de todos los vínculos y de la existencia misma en forma estática.

El individualismo imperante en las sociedades occidentales ha impuesto una forma de duelo ante la pérdida y, muy especialmente, ante la muerte, que conduce a una vivencia del dolor en soledad o, en el mejor de los casos, compartido sólo en los espacios más microsociales.

Desde el mundo maya y otras epistemologías no hegemónicas la muerte no es el fin sino un paso más hacia la trascendencia. Los cuerpos no se entierran, se siembran. La muerte no es un tabú: también representa un punto de inflexión para tejer resiliencias comunes que desprivatizan el dolor y sostienen la vida.

Ponentes:

Mónica Pinzón González (Guatemala), es Ajq’ij maya o contadora de los días. Psicóloga y doctoranda en Administración Pública y Políticas Públicas. Profesora universitaria en psicología social comunitaria, etnopsicología y psicología de género. Especialista en Estudios en Género por la UNAM de México. Experta para las Naciones Unidas en investigaciones sobre crímenes de género en Colombia. Desde sus inicios como psicóloga ha trabajado en el ámbito de derechos humanos con comunidades mayas de Guatemala que sobrevivieron el conflicto armado interno y a otras violencias sociales.

Susana Navarro (España), es psicóloga e integrante del equipo de Estudios Comunitarios y Acción Psicosocial (ECAP) en Guatemala. Profesionalmente se centra en el apoyo psicosocial a supervivientes y familiares durante los procesos de exhumación de víctimas de la violencia política. En este campo ha realizado amplias investigaciones, sobre todo en Guatemala, y, como asesora, en proyectos internacionales en Perú y en España. Es docente en la Escuela de Salud Mental de la Asociación Española de Neuropsiquiatría.

Modera: Adilia de las Mercedes, directora de la Asociación de Mujeres de Guatemala AMG.

El encuentro se puede seguir en directo vía streaming, a través del canal de Youtube de La Casa Encendida.

Esta conferencia pertenece al ciclo “Mujeres contra la impunidad” organizado por La Casa Encendida y la Asociación de Mujeres de Guatemala AMG.

Fecha: Lunes, 29 de junio de 2020, 18.00 h

mayo
29

Dima Zel (1)


La crisis del coronavirus ha reavivado la histórica rivalidad entre EEUU y China, mientras Europa atraviesa la segunda gran crisis del euro.

A raíz de las crisis social, sanitaria y económica actual, las potencias mundiales mantienen una batalla por las narrativas que trasciende entre acusaciones y quejas, pero también a través de la llamada diplomacia de la generosidad. En Europa, por su parte, se eleva de nuevo la discusión sobre cómo organizar la solidaridad entre los Estados miembros.

Frente a ello, la sociedad civil se reorganiza desde distintos lugares y territorios para la defensa de sus derechos y libertades, renovando su compromiso con la vida desde muy distintas formas de resistencia y resiliencia.

Ponentes:

Saskia Sassen (Holanda) es profesora de Sociología de la cátedra Robert S. Lynden en la Columbia University y forma parte del Comité sobre Pensamiento Global de la misma universidad. También integra el Consejo de Relaciones Exteriores y el Panel sobre Ciudades de la Academia Nacional de Ciencias. Ha presidido el Comité de Tecnologías de la Información y Cooperación Internacional del Consejo de Investigación en Ciencias Sociales (EE. UU.).

En 2013 obtuvo el premio Príncipe de Asturias de Ciencias Sociales. Es integrante de la Real Academia de las Ciencias de los Países Bajos y fue laureada con la Orden de las Artes y las Letras por el Gobierno francés. Ha estudiado las cuestiones del poder y la desigualdad derivados de los procesos de globalización y sus libros han sido traducidos a más de 20 idiomas.

Mavi Doñate (España), es corresponsal de Radio Televisión Española (RTVE) en Asia-Pacífico. Ha trabajado en prensa escrita en el Heraldo de Aragón; en radio en Onda Cero y Radio Nacional de España (RNE) y en 1997 formó parte del equipo fundador del canal de televisión 24 Horas de Televisión Española (TVE). Desde 1999 hace parte del equipo del Telediario. Es profesora de Periodismo en la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB) y en la Universidad de Montevideo, e imparte seminarios en el Instituto de Radio Televisión Española.

En 2019 el Club Internacional de Prensa la reconoció como mejor periodista española en el exterior. En marzo de 2020 fue proclamada candidata al XVI Premio José Couso de Libertad de Prensa y ese mismo mes, el Congreso de Periodismo Digital de Huesca anunció que sería galardonada con el Premio de Periodismo Digital José Manuel Porquet.

Modera: Adilia de las Mercedes, directora de la Asociación de Mujeres de Guatemala AMG.

El encuentro se puede seguir en directo vía streaming, a través del canal de Youtube de La Casa Encendida.

Esta conferencia pertenece al ciclo “Mujeres contra la impunidad” organizado por La Casa Encendida y la Asociación de Mujeres de Guatemala AMG.

Fecha: Martes, 9 de junio de 2020, 17.00 h

enero
19

foto1

Las redes de mujeres que comenzaron a organizarse en los barracones de esclavos para alimentar, a la vez, el cuerpo y la esperanza de libertad, continúan en el presente luchando contra la dominación colonial, cuya expresión renovada tiene como punto de apoyo el racismo de siglos y la pretendida superioridad de la civilización occidental.

Las mujeres afrodescendientes han recorrido un largo camino emancipatorio, enfrentándose a sucesivos modos de opresión: se revelaron ante el secuestro de sus familias, resistieron en los barcos negreros, lucharon contra el proyecto deshumanizador esclavista, fueron sometidas a todo tipo de torturas y litigaron para comprar sus propios cuerpos, vendidos durante siglos de trata.

El eurocentrismo comprometió —quizás irremediablemente— la capacidad de Occidente para dialogar en igualdad con otras culturas y su capacidad de abrirse a otros horizontes mentales y de creencias igualmente valiosas para dotar de sentido la existencia humana. Sin embargo, cada mujer afrodescendiente que reconstruyó los lazos de parentesco rotos por el secuestro y el traslado forzoso o que fundó y lideró una comunidad constituye una referencia no solo epistemológica sino espiritual, que orienta la (otra) praxis feminista. Borrar de la historia estos nombres que son parte de la historia y genealogía del feminismo no occidental es perder curtidas experiencias de emancipación radical, hecho que solo beneficia al poder imperial-colonial y esclavista devenido en Estado democrático.

Aída Esther Bueno Sarduy (Cuba), realizadora de cine documental, doctora en Antropología Social y Cultural, experta en estudios avanzados sobre Relaciones Raciales y Cultura Negra y especialista en las culturas de la diáspora africana y el liderazgo femenino en el Xangô de Recife. Actualmente investiga sobre acciones de libertad emprendidas por mujeres esclavizadas ante los tribunales de justicia de Pernambuco (Brasil) a finales del siglo XIX. Desde 1999 trabaja de profesora en diferentes programas de las universidades estadounidenses NYU, Middlebury College, BU, Hamilton College y Stanford.

Durante este encuentro la ponente comparte con el público el estreno en España de su cortometraje documental Guillermina (Cuba, 2019. 17’) sobre los recuerdos de un niño blanco acerca de la mujer negra que lo crio en su primera infancia. Una historia de gran sensibilidad y belleza que también muestra sin concesiones la dureza que subyace a esta proximidad, mientras cuestiona por qué la intimidad no ha sido capaz de imponerse al prejuicio. Guillermina se estrenó mundialmente en el festival de cine de Nueva Orleans.

Fecha: Martes, 25 de febrero de 2020, 19.00 – 20.30 h

Lugar: Auditorio, La Casa Encendida. Ronda de Valencia, 2, 28012. Madrid.

Precio: Entrada libre hasta completar aforo.

Publicado por Comunicación AMG. Etiquetas: , , , , , , , | Categorias: General

enero
6

596043736428

Destacadas académicas, activistas y altas funcionarias reflexionarán sobre los delitos contra la vida de las mujeres, desde la perspectiva de instancias internacionales como la Organización de Estados Americanos (OEA) o Naciones Unidas (ONU) y sobre el papel de la Comunidad internacional en su conjunto.

El feminicidio es una forma extrema de violencia contra las mujeres necesaria para el mantenimiento de la dominación patriarcal. Y es también el resultado de un orden social y económico asentado en la desigualdad y la discriminación.

La insuficiencia de garantías reales de los Derechos Económicos, Sociales y Culturales de los pueblos, así como la ausencia en el Derecho Internacional de los Derechos Humanos de mecanismos que hayan sido capaces de contrarrestar la desigualdad global basada en el género, son solo algunos de los factores que contribuyen a la sostenibilidad del feminicidio y otras formas de violencia extrema contra las mujeres en todo el planeta.

El curso cuenta con tres sesiones formativas dirigidas exclusivamente a las personas matriculadas y una mesa redonda final, síntesis del curso, abierta al público general y de asistencia obligatoria para las personas matriculadas que deseen acceder al diploma.

 

Programa:

  • Política feminicida: Estrategia de sometimiento individual y colectivo.
  • Violencia sexual y feminicidio: la cara sexualizada del genocidio.
  • El feminicidio en el Derecho Internacional de los Derechos Humanos.
  • Avances, retos y desafíos de las organizaciones internacionales ante la política global del asesinato de mujeres.
  • El feminicidio y la comunidad internacional.
  • La responsabilidad internacional del Estado: claves para la litigación estratégica.

 

Impartido por: 

  • Adriana Quiñones (Colombia), representante de País de ONU Mujeres en Guatemala. Lideró el primer fondo de asistencia especializada para la Igualdad de Género en el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), en Washington D.C. Fue gerente del Fondo Fiduciario de las Naciones Unidas para Eliminar la Violencia contra la Mujer, en Nueva York, y asesora del Alto Comisionado de la Paz en temas de violaciones de los derechos humanos en el conflicto armado interno en Colombia.
  • Christian Courtis (Argentina), asesor de género y derechos de las mujeres en la Oficina de la Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos. Es profesor (en excedencia) de la Facultad de Derecho de la Universidad de Buenos Aires y profesor visitante del ITAM (México). Ha sido consultor de la Organización Internacional del Trabajo, de la Comisión Económica para América Latina (CEPAL) y de la División de Desarrollo Social de la ONU.
  • Luz Patricia Mejía (Venezuela), secretaria técnica del Mecanismo de Seguimiento de la Convención de Belém do Pará (MESECVI), de la Organización de Estados Americanos (OEA). Fue directora de Consultoría Jurídica del Ministerio Público de Venezuela y funcionaria en la Defensoría del Pueblo. Ha sido, asimismo, relatora sobre los derechos de las mujeres, Comisionada y Presidenta de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).
  • Adilia de las Mercedes, directora de la Asociación de Mujeres de Guatemala AMG. Docente de máster y posgrado en las áreas de acceso a la justicia, Derechos Humanos, género y violencia de género en la Universidad de Castilla La Mancha, Carlos III y Complutense de Madrid. Investigadora del feminicidio y la violencia sexual en distintos escenarios de conflicto armado y en “zonas con ausencia de guerra”.

 

Dirigido a: Mayores de 18 años, personal de organizaciones gubernamentales y no gubernamentales de Mujeres y de Derechos Humanos; estudiantes, juristas, periodistas, etc.

Inscripción: Pendiente

Para reservar plaza: Pendiente

Precio: 40,00€

Duración: 13 h.

Fecha y hora: Del 3 al 5 de noviembre de 2020, 16.30 – 21.00 h

Lugar: Auditorio, Salas de trabajo de La Casa Encendida (Ronda de Valencia 2).

 

Publicado por Comunicación AMG. Etiquetas: , , , , , , , , | Categorias: Cursos, General

enero
6

daniela_vega_nt2

Las aportaciones que desde el arte y la cultura están realizando las mujeres transexuales han puesto a la sociedad frente al espejo simbólico de sus contradicciones materiales respecto de la diversidad y del orden legal internacional.

El principio de igualdad y no discriminación se encuentra en la base del sistema internacional de protección de los Derechos Humanos. Sin embargo, la discriminación y violencia que sufren las mujeres transexuales es una realidad global manifiesta en todos los espacios sociales. Pero la visibilidad de las mujeres trans ha llegado para quedarse tras largos años de silencio impuesto y es el fruto de las luchas cotidianas en sus filas para poner fin a la estigmatización, la judicialización y la patologización de existencias incómodas para el orden sexual imperante.

 

Daniela Vega (Chile), actriz y cantante lírica. Ha recibido la aclamación de la crítica por su actuación protagónica en Una mujer fantástica (2017), la primera película chilena en ganar un Oscar a la Mejor película de habla no inglesa. Ha sido también la primera mujer transgénero en ser presentadora de los Premios Oscar. En abril de 2018 fue elegida por la Revista Time como una de las cien personalidades más influyentes del mundo. También ha sido galardonada como mejor actriz en los Premios Platino, Premios Caleuche, Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano de La Habana y en el Festival Internacional de Cine de Palm Springs.

 

Fecha: Jueves, 19 de diciembre de 2019, 19:00h

Lugar: Auditorio, La Casa Encendida. Ronda de Valencia, 2, 28012. Madrid

Precio: Entrada libre hasta completar aforo.

 

Publicado por Comunicación AMG. Etiquetas: , , , | Categorias: Conferencias, General

agosto
20

 

3_

La cara más cruda de la crisis actual de Honduras es el éxodo masivo de la población. Mientras el Gobierno de Guatemala exhibe sus políticas de mano dura contra la inmigración frente a Estados Unidos, familias enteras continúan intentando alcanzar el “sueño americano”, huyendo de años de inestabilidad política, social y económica agudizada desde el Golpe de Estado de 2009.

Honduras ha vivido desde mayo de 2019 inmerso en una nueva crisis después de que el Parlamento aprobase medidas que pretendían privatizar servicios de educación y salud pública en un país donde el 68 % de la población vive en situación de pobreza y millones en pobreza extrema. La población se ha lanzado a las calles y la respuesta del Gobierno ha sido la represión y la violencia extrema.

Tal como la Unión Europea ha hecho con Turquía e intenta hacer con Marruecos y Argelia, Washington exige a México y Guatemala que acepten convertirse en “terceros países seguros”: una categoría jurídica que implica que Estados Unidos pueda devolver a estos países a solicitantes de asilo que para llegar a su territorio hayan pasado por ellos. Se trata de un proceso de externalización de fronteras. El Gobierno de Guatemala ya lo ha hecho, aunque el contenido y el alcance del acuerdo firmado con Estados Unidos se mantiene en secreto.

Sin embargo, México y Guatemala están lejos de ser países seguros para sus propios nacionales ya que, junto a Honduras y El Salvador, conforman una de las zonas más peligrosas del mundo “en tiempos de paz”.

Intervienen

  • Xiomara Zelaya (Honduras): comunicadora social. En 2009 tuvo que exiliarse en República Dominicana, junto a su familia, debido al derrocamiento del en ese entonces presidente de Honduras, Manuel Zelaya.
  • Whitney Godoy (Honduras): periodista de investigación, especializada en fotoperiodismo. En 2018 cubrió la caravana de migrantes de principio a fin. Actualmente trabaja en la realización de la película “Berta soy yo” que se estrenará a finales de 2019.

 

Fecha: Martes, 17 de septiembre de 2019, 19.00h

Lugar: Auditorio, La Casa Encendida. Ronda de Valencia 2, 28012. Madrid

Precio: Entrada libre hasta completar aforo.

 

Esta conferencia hace parte del ciclo “Mujeres contra la impunidad”.

Publicado por Comunicación AMG. Etiquetas: , , | Categorias: Conferencias, General

abril
25

 

68590_final

«¿Por qué millones de mujeres dijeron #EleNão (él no) al entonces candidato de ultraderecha a la presidencia de Brasil?». Luiza Carvalho, directora regional de ONU Mujeres para las Américas y El Caribe (2014 – 2019), reflexiona sobre las amenazas al avance de los Derechos Humanos en Brasil.

Jair Bolsonaro llegó a la presidencia de Brasil  abogando por la liberalización de las leyes de armas y la aplicación de tácticas represivas contra la criminalidad, por revocar las acciones afrimativas para la población negra y ofreciendo revertir la legislación que condena específicamente  los asesinatos de mujeres por el hecho de serlo.

Los medios de comunicación locales y extranjeros y las redes sociales recordaron durante la campaña electoral sus frases nostálgicas sobre la dictadura que asoló Brasil entre 1964 y 1985, y sus declaraciones de admiración a personajes autoritarios de la historia latinoamericana, condenados por graves violaciones de derechos humanos, como Augusto Pinochet y Alberto Fujimori, así como su afirmación de que “los derechos humanos son un perjuicio para Brasil».

El actual Gobierno de Brasil se ha opuesto a enseñar en las escuelas sobre derechos de la población LGTBI y a desarrollar políticas públicas para combatir la homofobia y otras formas de discriminación. Los primeros meses de legislatura han estado marcados por una abierta confrontación contra la población indígena y contra las y los defensores de derechos humanos.

La amenaza contra los derechos de las mujeres es una preocupación manifiesta no solo en Brasil, sino en la comunidad internacional: la agenda conservadora se impone de la mano de un jefe de Estado criado como católico, pero convertido hace poco al credo electoralmente más rentable que existe en Brasil: el evangélico.

Luiza Carvalho (Brasil), directora regional de ONU Mujeres para las Américas y El Caribe (2014-2019). Posee un PhD en Sociología por la Universidad de Essex y una maestría en Planificación y Desarrollo Social de la London School of Economics and Political Science, ambas en Reino Unido. Es licenciada en Administración de Políticas Públicas para la Generación de Empleo por la Universidad de Campinas (Brasil) y en Planificación y Administración por la Universidad de Brasilia (Brasil).

Fue coordinadora residente de Naciones Unidas en Filipinas (2012-2014), cargo desde el cual dirigió la respuesta del sistema humanitario ante el tifón Haiyan, el más destructivo registrado a nivel global, el cual afectó a más de catorce millones de personas y provocó más de seis mil muertes. Durante su gestión en Filipinas, el Gobierno de ese país firmó el Acuerdo de Paz con el Frente Moro de Liberación Islámica tras años de intensas negociaciones, proceso en el cual promovió un involucramiento gradual del sistema de Naciones Unidas.

También fue coordinadora residente de Naciones Unidas en Costa Rica, representante adjunta del PNUD en Venezuela (2005-2008), coordinadora de la Unidad de Políticas Sectoriales (2002-2005) y oficial de Programas (1999-2001) del PNUD en Brasil.

Trabajó en el Gobierno del Distrito Federal de Brasil durante más de quince años, en la promoción del desarrollo social en las áreas suburbanas de la capital brasileña y más adelante como supervisora de programa y asesora del Departamento de Planificación de la Gobernación del Distrito Federal.

Como académica, posee experiencia como docente e investigadora en la Universidad Estatal del Norte Fluminense y en la Universidad de Brasilia. Es autora de diversas publicaciones en las áreas de género, familias con jefatura femenina y políticas sociales.

Coordina: Asociación de Mujeres de Guatemala AMG.

 

Fecha: Miércoles, 8 de Mayo de 2019, 19:00h

Lugar: Auditorio, La Casa Encendida. Ronda de Valencia 2, 28012. Madrid

Precio: Entrada libre hasta completar aforo.

Publicado por Comunicación AMG. Etiquetas: , , , , | Categorias: Conferencias, General

abril
10

Por: Patricia Macías López

_DSC0012_1

La activista y lider maya K’iche’, Andrea Ixchíu, en su visita al Estado español, compartió recientemente una tarde de reflexión y coloquio, en Madrid, con integrantes y colaboradoras de la Asociación de Mujeres de Guatemala AMG. En este encuentro, la activista y defensora denunció el aumento de la violencia política y la criminalización de los y las defensoras del territorio y los derechos humanos en Guatemala, así como la perpetuación del racismo y la violencia del Estado guatemalteco contra la población indígena.

Este año Guatemala vive un momento electoral crucial: se eligen no solo nuevas autoridades del ejecutivo, sino también legislativas y judiciales. Ante esta coyuntura, el «pacto de las élites», como lo define Andrea Ixchíu, integrados por los poderes oligárquicos que tradicionalmente han controlado Guatemala, se está movilizando para asegurarse a toda costa el mantenimiento de sus privilegios.

Este «pacto de élites» denuncia la activista, realiza negociaciones y acuerdos con partidos políticos tradicionalistas, con actores como la cooperación internacional o entre ellos mismos, con el objetivo de seguir repartiéndose la riqueza del país, porque «nunca hemos dejado de ser vistos como una gran finca, y las acciones de la cámara de comercio, la del Agro, nos lo recuerdan todos los días; incluso la Embajada de Estados Unidos puso hace poco en su cuenta de Twitter un video de como el banano era una industria pujante para Guatemala, otro recordatorio de que seguimos siendo vistos una república bananera (…) En un escenario como este no hay posibilidad para los cambios estructurales necesarios.»

«Somos un país en donde, por ejemplo, en el pueblo de donde yo vengo, Totonicapán, se diagnosticó que toda la niñez quiché que está en primero primaria sufre de desnutrición crónica. Pensar en un país donde las niñas y niños que tienen acceso a una escuela llegan en situación de desnutrición crónica, nos hace saber  del estado de abandono y violencia que viven las comunidades.»

Esta violencia tambien se manifiesta en el asesinato y la criminalización de defensores y defensoras indígenas de derechos humanos. En Guatemala, solo en 2018, 21 defensores fueron asesinados impunemente por su activismo en defensa de la tierra, la vida y el agua.

Miles son criminalizados por su activismo en defensa del territorio, de entre ellos Ixchíu destaca la figura de Bernardo Caal y Abelino Chub. Bernardo Caal en prisión desde enero del 2018, es líder de la resistencia pacífica del río Cahabón en contra de los proyectos hidroeléctricos Oxec I y II, que amenzan el agua de 29.000 indifenas q’eqchi’. Este proyecto es ejecutado por el grupo COBRA de ACS, propiedad de Florentino Pérez, el presidente del Real Madrid.  Bernardo Caal se encuentra en prisión preventiva, sufriendo los retrasos continuos e injustificados de sus audiencias, sin poder presentar las pruebas de su inocencia. Esta es una táctica habitual del Estado en la que “vemos la confluencia el poder del capital extranjero de Florentino Pérez y el capital de la élite local operando juntos por el interés en la riqueza del río, con toda la institucionalidad pública funcionando a su favor, criminalizando a los liderazgos comunitarios y el trabajo en defensa de los ríos y este es un mensaje  muy fuerte  en contra de las comunidades y su cosmovisión.»

Abelino Chub, líder comunitario y defensor del territorio de Izabal, está siendo acusado de organización y asociación ilícita, “él está siendo tratado con una ley y un Código Penal hecho para el crimen organizado, le están diciendo que organizarse en su comunidad para defender su tierra es crimen organizado, cuando esta ley se creó para combatir estructuras de narcotráfico y trata de personas. Esta criminalización es un precedente muy malo porque significa que la organización indígena y campesina va a ser tratada como el crimen organizado por los tribunales en Guatemala.” Abelino Chub lleva en prisión preventiva más de dos años, sufriendo, al igual que Bernardo Caal, el retraso injustificado de su proceso.

«El sistema por un lado se ensaña con los compañeros y los judicaliza, pero también castiga a las mujeres: esa judicialización la vivimos, nos afecta, , nos atraviesa el cuerpo, y cuando se persigue directamente a las mujeres es en la búsqueda de la ruptura del tejido de la comunidad. Como activistas, como mujeres estamos luchando, educando y tejiendo redes y creciendo. Son muchos trabajos los que hacemos las mujeres, por eso también se tejen redes entre nosotras de sororidad y solidaridad. A mí me da mucha fuerza, recordar a mis abuelas luchando por su libertad, recuerdo sus historias y las de sus propias mamás. Saber de estas resistencias permanentes de las mujeres indígenas me da sentido y me ayuda a entender quién soy y porque hago lo que hago y cómo usar las herramientas que tengo para seguir resistiendo.»

Andrea Ixchíu concluyó recordando que «los pueblos mayas y nuestras formas de organización social, política y económica, hemos resistido siglos a pesar del Estado, pero en este momento es más complejo porque las fuentes de generación de empleo de subsistencia son cada vez menores, lo que hace aumentar los movimiento migratorios, y eso nos preocupa porque se están vaciando nuestros territorios… el costo de esta migración en el tejido comunitario y social es muy alto.

Publicado por Comunicación AMG. Etiquetas: , , , | Categorias: General
Utilizamos cookies para garantizar que tenga la mejor experiencia en nuestro sitio web.
Ver aviso legal e información sobre cookies